Se registra incremento en nuevos casos de víctimas de violencia durante el confinamiento

La coordinadora ejecutiva del Instituto Chihuahuense de las Mujeres, Isela Lozoya Velo, informó que del 23 de marzo a la fecha se han atendido a 1220 mujeres a través de los 11 Centros de Atención a la Violencia contra las Mujeres (Cavim), de las cuales 157 son casos de nuevo ingreso, dato que, a comparación con el mismo período del 2019, se incrementó un 24 por ciento. 

“Este es un comparativo de marzo y abril del 2019 y 2020, 127 contra 157 nuevos ingresos respectivamente, y la diferencia nos hace visible un incremento en los casos de violencia contra las mujeres”, refirió la funcionaria estatal durante su participación este viernes en el programa “Saludable Mente” del Gobierno del Estado de Chihuahua.

La coordinadora Lozoya detalló que en las últimas cuatro semanas se han atendido 344 llamadas en las 11 líneas de emergencia que se implementaron, una por Cavim en el estado, para atender a las mujeres víctimas de violencia durante el período de aislamiento a causa del COVID-19.

La atención presencial en oficinas se ha mantenido activa con personal de guardia, incluso ampliando el horario en seis de los 11 centros. De esta manera se han recibido a 876 usuarias.

“Desafortunadamente, para muchas mujeres y niñas, la amenaza mayor está precisamente en sus propios hogares, ahí, donde deberían estar más seguras, siguen siendo violentadas. Imaginemos ahora lo que están pasando las mujeres que sufren violencia de género y que durante este período de confinamiento tienen que estar encerradas con su agresor”, expresó Lozoya Velo.

La coordinadora del Ichmujeres recalcó que en esta situación emergente, es necesario analizar las medidas de confinamiento con perspectiva de género, ya que el impacto es mayor para las mujeres, al incrementarse las jornadas de trabajo.

“La desigualdad entre mujeres y hombres se hace mucho más evidente por el rol de cuidado que se les impone a las mujeres, esto sigue siendo inequitativo”, dijo.

Puntualizó que de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) del 2016, la carga para las mujeres es tres veces más que para los hombres en las tareas de cuidado de las personas en el hogar.

En este contexto, las mujeres también pueden encontrar más obstáculos para solicitar ayuda y pedir órdenes de protección a las autoridades.

“Si normalmente, es poco expedito gestionar una orden de protección para mujeres víctimas de violencia grave o severa, en esta circunstancia se complica aún más. En Chihuahua, hemos encontrado que la mejor estrategia es el trabajo colaborativo, interinstitucional, que permita eficientar los esfuerzos de cada dependencia para que la respuesta gubernamental a las mujeres sea pertinente y suficiente”, agregó.

También señaló la vulnerabilidad de las mujeres que pertenecen al sector de la economía informal o de aquellas que se dedican al trabajo doméstico, pues muchas no tienen acceso a los servicios médicos ni cuentan con prestaciones, y ante esta crisis, se han quedado sin ingresos y en algunos casos, son las únicas proveedoras del sustento en el hogar.

Finalmente, Lozoya Velo lamentó las agresiones y discriminación de las que están siendo víctimas las doctoras y enfermeras. Recordó que el Ichmujeres habilitó una línea de atención en la Unidad de Atención a Casos de Acoso y Hostigamiento, para orientar sobre las denuncias que pueden proceder y las instancias a dónde pueden acudir para exigir la protección a sus derechos.


Más notas