“El amor no es como nos lo contaron”

El amor no es como nos lo contaron. En el tema del amor, se nos ha enseñado que tanto mujeres como hombres juegan un rol distinto, en el que las mujeres necesariamente tienen que someterse para ser amadas, valoradas y ocupar un lugar en la sociedad, la familia y la relación; y los hombres por su parte, son quienes conquistan, quienes eligen, toman la iniciativa, lo que puede derivar en una relación desigual, de control y de violencia contra las mujeres.

A propósito del Día del Amor y la Amistad que se conmemora este 14 de febrero, Cecilia González, psicóloga del Instituto Chihuahuense de las Mujeres, aseguró que el amor puede ser romántico siempre y cuando las mujeres se sientan felices, libres de tomar decisiones, en confianza de ser ellas mismas, de hacer, pensar y decir.

“Culturalmente se nos ha enseñado que las mujeres no debemos tomar la iniciativa, está  mal visto por la sociedad, y más cuando se trata de una relación, son los hombres quienes deben tener el control, pero además, debemos estar disponibles para cuando ellos lo decidan y eso implica no expresar nuestras necesidades o decir que no”, indicó la psicóloga.

La especialista recomienda cultivar las relaciones sanas entre pareja y a través de las diferentes expresiones de amor y no permitir relaciones donde el hombre determina como debe vestirse su pareja, revisa su celular, le manda mensajes constantemente para preguntarle donde está o le pide su ubicación, porque esto deriva en diferentes tipos de violencia.

Cecilia González indicó que las mujeres debemos estar atentas a las señales que se pueden dar durante el noviazgo, el matrimonio o en cualquier relación como son: recibir regalos después de una discusión, para compensar un maltrato o como una forma de reconciliación después de recibir ofensas, ya que esto de ninguna manera, es amor.

Dijo que la forma romántica en que a las mujeres nos enseñan o aprendemos a querer es una forma de control y eso ha permitido que la violencia de género se siga presentando porque no nos enseñaron a ser queridas, abrazadas, a recibir caricias y a sentir gusto y placer por ese cariño, sino que nos lo teníamos que ganar.

Señaló que es preciso poner atención a los mecanismos que se activan para hacernos sentir incómodas,  o que algo no está bien,  o cuando nos dicen que tenemos que borrar ciertas cosas de nuestras redes sociales, o nos piden nuestras contraseñas, “cuando tu  novio te dice que no puedes usar esa falda, o te va haciendo sugerencias para que cambies tu apariencia física en realidad, no te está sugiriendo sino que te está pidiendo que lo hagas y esta es una manera de ejercer control y violencia”.

La funcionaria consideró que en las relaciones ya sea de amor o amistad, cuando una persona se acerca a otra, es porque le agrada o le gusta y esta relación no debe estar sujeta a nada, lo cual no sucede solo en las relaciones de pareja sino también en el círculo de amistades por lo cual es fundamental cultivar el amor propio.

Recomendó hacer caso a esa voz interna que nos hace sentir incómodas de que algo no está bien, ya que es muy fácil reconocer la violencia porque va en contra de lo que nosotras queremos.

Finalizó diciendo que el amor se expresa de muchas maneras, no solo de un hombre con una mujer o relacionándose de una manera romántica con alguien, sino que hay muchas formas de amar, tipos de relación, y todos pueden ser satisfactorios si se construyen de común acuerdo y reciprocidad.

 


Más notas