Capacitan a personal de Salud sobre las medidas de protección a víctimas de violencia sexual

El Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente (Gepea) a través de la Secretaría de Salud y el Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres), convocó a personal de salud a un foro con la doctora Raffaela Schiavon Ermani, para abordar los retos en la protección de niñas y adolescentes respecto a la violencia sexual. 

La experta en salud sexual y reproductiva, expuso los grandes retos que existen entorno a la prevención del embarazo a edad temprana, mencionando que una de las mayores causas es la deserción escolar, ya que, al no tener escolaridad, las adolescentes pierden una red social de protección y se alejan del proceso de construcción de su proyecto de vida.

Mencionó también que otro gran reto es disminuir la tasa de embarazo en menores de 14 años, grupo de mayor riesgo, ya que, del total de embarazos registrados, el 13 por ciento corresponden a niñas menores de edad y una de cada tres niñas que ingresa a un hospital a recibir atención médica, se debe a un embarazo.

Lo más alarmante, dijo Schiavon Ermani, es que estos embarazos ocurren en un entorno de violencia sexual, en donde los principales agresores son personas cercanas a las víctimas.

La doctora Schiavon sostuvo que la mejor estrategia de prevención es brindar una educación sexual integral, pues la información que las niñas y adolescentes reciben se transforma en protección y empoderamiento.

También se refirió a la objeción de conciencia del personal médico cuando se debe proceder a la interrupción legal de embarazo por violación. “La institución de salud tiene que garantizar la prestación del servicio; la objeción no es institucional, es individual y no aplica en situaciones de emergencia, también es obligatorio que el médico o médica que objeta conciencia dirija a la víctima que el personal que la puede atender”.

Schiavon Ermani enfatizó que la interrupción del embarazo se complica conforme va a avanzando la edad gestacional de la niña o adolescente: “cualquier medida que retrase la atención, aumenta de manera innecesaria los riesgos del procedimiento”.

Agregó que la Norma Oficial Mexicana 046 es constitucional toda vez que se alinea a leyes superiores, como la Ley General de Víctimas, por ello la interrupción legal del embarazo se vuelve un servicio de salud que la institución tiene la obligación de prestar a víctimas de violación sin que medie la autorización de la rama judicial.

“Nuestro papel entonces es atender a la víctima, no investigarla. Hay múltiples caminos legales para cumplir con la obligación de brindar este servicio”, mencionó la doctora Schiavon.

Al evento acudieron el secretario de Desarrollo Social y coordinador general del Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Gepea), Víctor Quintana Silveyra; el secretario de Salud Jesús Enrique Grajeda Herrera y la coordinadora general del Ichmujeres, Isela Lozoya Velo.


Más notas